Como aprendí ingles sin pagar un duro ayudando a personas sin empleo

Deje su opinión:

Publicado el 8 febrero 2016 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


Aprender Inglés Gratis

Como cualquier titulado universitario con sus decenas de cursos de spanglish a las espaldas y un salario mileurista, siempre he tenido en mente adquirir de una vez por todas un nivel suficiente como para pasar una entrevista y exiliarme a un país donde se valorase mi carrera -o al menos se valorase el salario digno como una forma de vida-.

Mientras las empresas en España me mentían constantemente asegurando las posibilidades de desarrollo profesional a la vez que el salario no superaba los 1000€, como cualquier español, yo tampoco me quedaba atrás aseverando tener un “nivel alto de inglés”. Lo malo es que en España es sencillo engañar al entrevistador y mantener la dignidad, pero en una videoconferencia con un angloparlante, eso no iba a colar.

Por otra parte, como todos sabemos, por muchas clases de inglés a las que asistamos, nunca adquiriremos un nivel aceptable sin una inmersión en dicho idioma, al menos como para pasar una entrevista.

Y por si fuera poco, debido a las 10 horas que invertía diariamente en un trabajo mal remunerado y sin futuro, al salir no me quedaban demasiadas ganas ni neuronas como para encerrarme a estudiar, así que acababa en el bar dándome al alcohol con mis compañeros. Estaba claro que debía buscar otro método de aprender inglés que no fuese un curso inservible, con precios desorbitados y en un horario inexistentemente compatible.

Siempre había pensado que me quedaría la posibilidad de asistir a los llamados “meat-markets”, pero seamos sinceros, existe un problema, soy un hombre y para mi esos mercados están vetados.



Por lo tanto, sin haber hecho un erasmus durante la carrera, sin tener un colchón suficiente como para irme 6 meses al extranjero -algo que mi salario mileurista nunca me iba a permitir-, o no ser una chica dispuesta a quedar con algún “guiri” cuya última finalidad no es exactamente intercambiar conocimientos de idiomas, se puede decir que tenía bastante complicado adquirir un nivel decente de inglés.

En mi caso, no sé si por suerte o por falta de vergüenza e imaginación, pero pude aprender inglés haciendo lo que más me gustaba, ayudar a otras personas.

Un día, saliendo del supermercado, estaba como siempre el típico “negro” pidiendo unas monedas o cualquier alimento para pasar el día. No fue difícil detectar que no hablaba castellano al escucharle decir su frase estándar “gracias amigo”. Sin ninguna vergüenza y con mi “nivel alto de inglés”, le pregunté si hablaba este idioma. Curiosamente, su respuesta fue “of course, it´s my language”. Así que, ahí estaba Christopher, nigeriano de nacimiento y por tanto angloparlante nativo, inmigrante legal en España, con carrera universitaria y pidiendo caridad en la puerta de un supermercado.

Tras 5 minutos hablando con él, le propuse mi business. Quedaríamos varios días a la semana en un bar del barrio, cercano a mi casa y a su supermercado, en horarios compatibles para ambos, mientras nos tomábamos unas cañas. Así, él practicaría español, conocería los portales web más comunes en España para que un universitario nigeriano pudiese echar un CV, y yo aprendería inglés.

Tras varios meses recorriendo los bares del barrio, aquí estoy, he hecho un nuevo amigo, practico inglés lo suficiente como para pasar una entrevista telefónica y Christopher se intenta ganar la vida de una forma algo menos dura que pidiendo en la puerta de un supermercado.

Tras esta experiencia, sólo puedo recomendar a cualquiera que desee aprender inglés y le guste ayudar a otras personas, que pruebe a acercarse a ese inmigrante que pide en la puerta del supermercado y trate de hablar con él.


SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, COMPÁRTELO EN MENEAME: