Cómo calcular los intereses de un Préstamo

Deje su opinión:

Publicado el 6 abril 2016 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


Llega la hora de solicitar, a una fuente de financiación externa, la posibilidad de acceder a un préstamo o crédito, para solventar algún problema de liquidez o ante la oportunidad de llevar a cabo nuestro propio proyecto empresarial, y no sabemos muy bien cuál va a ser el coste total de la operación que se va a realizar, ya que entre los gastos de formalización, notaria y gestión, hay que sumar con otros que nos encontramos, en esta operación como son los intereses financieros que se van a pagar durante la vida real de la operación que vamos a llevar a cabo.

calcular intereses de un préstamos

Antes de comenzar a analizar, cuáles son esos costes, que llevan consigo las operaciones financieras, de solicitud y concesión de un préstamo, hay que dejar claro que un préstamo personal, es el que se formaliza entre un prestatario y un prestamista, fijándose en esta relación, una serie de condiciones, de devolución y entrega de capitales, entre las que hay que tener en cuenta los plazos, así como la tasa de interés que se va a aplicar durante la vida de esta operación, o hasta que quede extinguida, si se decide llevar a cabo una amortización anticipada.

Calculo de los intereses del préstamo

Hay que dejar claro, en este tipo de operaciones financieras, la diferencia entre préstamo y crédito, ya que las dos ofrecen financiación pero cuentan con algunas diferencias:

 

  • El préstamo es una operación por la que la entidad con la que se realiza el contrato, pone a disposición del cliente un capital, fijando unos plazos de devolución establecidos, en el que se incluirán los intereses y comisiones que se acuerden, devolviendo ese importe en cuotas fijadas de antemano.
  • Un crédito, trata de poner a disposición de un cliente, una cantidad de dinero, durante un período fijado, teniendo en cuenta que el propio cliente es el que administra ese dinero del que se dispone, y podrá retirar la cantidad que desee, hasta llegar al límite fijado, pudiendo cancelar una parte de la deuda o la totalidad, cuando estime oportuno el propio cliente, eso sí antes habrá que estudiar los intereses que se deben.

 



Como hemos podido comprobar, cualquier operación de préstamos lleva asociados una serie de gastos, comisiones e intereses, que podemos calcular por medio de los simuladores, que se pueden encontrar en internet, y que nos ayudarán a tener claro el coste total de la operación.

Tipos de calculos de intereses de créditos

Este tipo de simuladores, ofrecen al cliente cuál es el importe de la cuota mensual que se va a devolver a la entidad financiera, tras la aprobación del operación de préstamo, fijando en esa cuota, los intereses y la parte de amortización de capital, que se va pagando, eso sí, debemos de tener claro el tipo de interés que se va a aplicar y los años de vigencia, para hacernos una idea de lo que nos cuesta el préstamo.

 

Es importante tener en cuenta, antes de realizar esa operación de préstamo, cuáles son los términos que intervienen en estos productos financieros, para tener clara la información necesaria, por lo que habrá que saber cuánto es el préstamo, establecido por el capital prestado, así como la cantidad que se devuelve, o lo que supone la cuota a pagar, además de los intereses que se van a pagar, aplicados en la operación, y del capital pendiente de devolución, que tanto al prestamista como al prestatario, es un dato que les interesa a ambas partes, añadiendo también cuánto dinero se ha pagado ya.

 

Una vez que tenemos los factores que intervienen en la operación de préstamo, podemos utilizar esos simuladores o directamente con una tabla de Excel, tener claras las cuotas, capital pendiente, capital abonado,…, y demás variables que se fijan en el proceso, o lo que es lo mismo, el cuadro de amortización del producto aceptado.

Modalidades del cálculo de intereses

Para el cálculo de los intereses del préstamo, que es la base principal de esta operación, existen distintos medios para poder calcular el sistema de amortización de esa operación, entre los que se encuentran:

 

  • Sistema Francés, siendo el más utilizado, ya que establece un sistema de cuotas de amortización constantes, siendo decrecientes, ya que se paga más en los primeros años y menos en los últimos, por lo que a veces para las empresas, puede ser un problema a la hora de que financian sus operaciones de los proyectos de inversión, siendo los beneficios menores en los años iniciales.
  • Sistema Americano, un método sencillo, ya que únicamente se pagan intereses por periodo, siendo al final de la operación cuando se devuelven los intereses pendientes y la totalidad del principal, por lo que pase lo que pase, todos los meses se paga el mismo importe, independientemente del capital que se amortice o de los intereses que se generen. Lo importante de este método es tener claro, que en la mayoría de los casos, los que opten por este sistema, harán una pequeña hucha, para hacer frente, en el último período préstamo, el pago principal.
  • Sistema de cuotas constantes o lineal, que podría ser el que mejor se adaptará a todos los bolsillos, y así en cada cuota pagar el mismo importe, ya que el prestatario se comprometerá a devolver en los períodos establecidos en contrato, la misma cantidad, evidentemente en la que se incluirá la cuota de amortización que será constante. Una de las ventajas de este sistema de amortización es que al conocer lo que se amortiza en cada momento, el importe total que se ha amortizado hasta la fecha fijada, será la suma de las cuotas ya realizadas.

Conclusiones de los cálculos de los intereses

Con todos estos datos, que tenemos en nuestro poder, podremos hacer la simulación y tener claro, cuál es el capital pagado, el pendiente y los intereses que nos quedan pendientes de pagar, que serán calculados, sobre el capital pendiente de pago o vivo, que lógicamente define el importe de esos intereses, ya que no podemos aplicar el tipo de interés sobre todo el capital que tenemos vigente, aunque habrá que realizar un pequeño estudio de todos estos condicionantes dependiendo en gran medida del método de amortización de capital, que hayamos escogido, de los que ofrece el mercado.