Consigue dinero sin pedir el préstamo desde ninguna oficina bancaria

Deje su opinión:

Publicado el 1 septiembre 2016 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


La búsqueda para conseguir dinero sin pedir un préstamo para solicitar la mejor forma de financiación para intentar mejorar nuestra economía, y poder hacer frente a una nueva adquisición o a un problema momentáneo, nos lleva a profundizar en el mercado financiero, cuál es el recurso más competitivo y sobre todo que genere menos gastos, más sobre todo si lo que pretendemos en no acudir a las entidades de financiación clásicas, ya sea un banco o caja, que por norma suelen tener alguna comisión que otra más alta que el resto de opciones que se pueden encontrar en la actualidad, no estando muchas de ellas relacionadas con el sistema financiero actual.

Conseguir dinero sin préstamo

Hay que darse cuenta que el sistema de concesión de financiación, ya sean préstamos o créditos, ha sufrido un gran cambio, ya que la aparición del mundo online, en todo tipo de operaciones, está consiguiendo que el propio usuario de financiación utilice esta fuente de comunicación, para realizar su propia búsqueda y consecución del préstamo o crédito deseado, sin tener que acudir a una oficina bancaria, para informarse o solicitar esa operación, ahorrando muchos costes y tiempo.

Nuevas formas de conseguir dinero sin bancos

Dentro de estas nuevas maneras de financiación, nos encontramos con los créditos online, que intentan solventar pequeños agujeros económicos en los clientes que los solicitan, utilizando como “gancho” para la captación de clientes, la rapidez y sencillez de todo el proceso, a lo que hay que añadir que no se suele solicitar demasiada documentación, aunque en contra tiene que las cantidades a las que se puede acceder no son demasiado elevadas, fijándose un período corto de devolución, ya que se tratan de operaciones pequeñas, pero que se están convirtiendo en un gran recurso para salvar pequeños baches económicos, para solicitantes con pocos recursos.

Si por el contrario se está buscando una manera de financiación a la que se pueda acceder a un capital mayor, sin pasar por el banco o caja, habrá que recurrir a créditos online, en los que el capital a prestar sea mayor, aumentando con ello el período de devolución, así como los requisitos para poder solicitar este tipo de producto, más exigente que los minicréditos, fijando en la mayoría de los casos que el solicitante tenga una fuente de ingresos constantes para poder hacer frente a la devolución del importe solicitado, así como de otros requisitos más, a lo que hay que añadir que el departamento de riesgos de la entidad valore la operación que se va a llevar a cabo.

Alternativa a conseguir dinero sin préstamos

Como alternativa a estos créditos y minicréditos online, surge una nueva tendencia de préstamo de capital, basada principalmente en operaciones pequeñas entre particulares, ofreciendo recursos financieros los que tienen exceso de capital, a las personas que están demandando financiación y que no quieren recurrir a los métodos tradicionales, siendo al final operaciones muy cercanas y con un aumento considerable de este tipo de producto, tanto de prestamistas como de prestatarios.



Muy unido a esta tendencia de préstamos entre particulares, se encuentra el crowdfunding, aunque está más orientado a la financiación colectiva, con un sistema en el que se debe de “convencer” a los prestamistas para que financien la operación del solicitante, aunque hay que tener en cuenta que el dinero prestado hay que devolverlo, únicamente que quien lo presta no es únicamente una sola personas, suelen ser varias donaciones las que se ejecutan, existiendo en la actualidad muchas páginas web que se encargan de este tipo de productos, que han aumentando su presencia, sobre todo debido a la existencia de internet y el mundo online, facilitando el acceso a todo el que quiera financiar algún proyecto, y que no cuente con los suficientes recursos económicos para llevarlo a cabo.

Financiación mediante oficinas bancarias

Por el contrario si no queremos recurrir a ninguna entidad financiero o alguna de estas empresas de financiación, podemos tomar la alternativa de solicitar dinero a nuestro entorno más cercano, familiares y amigos, que seguramente no van a cobrarnos ningún tipo de interés por el capital concedido y su período de devolución será bastante más flexible que otro tipo de operaciones, eso sí hay tener claro que nos están prestando una cantidad de dinero, que al final tenemos que devolver, con más o menos flexibilidad pero que hay que entregar a su dueño.

Otra alternativa más efectiva, siempre y cuando se posea una nómina estable, es la de solicitar un anticipo de la misma a nuestra empresa, ya que resultará más sencillo, aunque también se puede acudir a nuestra entidad bancaria, ya que existen ciertos productos en los que se pueden pedir estos anticipos de nómina, ya que el banco al realizar esta operación se asegura otro producto de vinculación y fidelización del propio cliente, aunque debes de tener en cuenta que el funcionamiento de estos anticipos de nómina con las entidades bancarias funciona como un préstamo, por lo que mucho ojo con el producto que vas a contratar.

Consejos finales para conseguir dinero

Con todas estas alternativas que el mercado financiero presenta al usuario o demandante de financiación, queda muy claro que para poder acceder y solicitar ese capital que es necesario, habrá que sondear las distintas formas que el mercado nos deja, teniendo muy en cuenta lo positivo y lo negativo de cada una de ellas, y fijando una gran atención a los términos y condiciones, porque todas tienen sus determinadas peculiaridades, que hacer posible que nuestro perfil económico y personal se adapte a cada una, y siempre hay que tener claro que el no acudir a una entidad bancaria tradicional, no implica que no haya otras alternativas para poder acceder a la financiación que se está buscando en un determinado período de nuestras vidas, fijando en primer lugar, como la mejor manera de conseguir ese dinero a nuestro entorno más cercano, para posteriormente elegir la que más se adapte a nuestra situación y sobre todo la que nos genere menores costes o gastos, tanto de gestión de la propia operación, como los intereses que haya que devolver por ese capital prestado, teniendo en cuenta que alternativas que casi no solicitan requisitos, son en la mayoría de los casos las que más intereses nos van a cobrar.