Domiciliar la nomina para conseguir préstamos en los bancos

Deje su opinión:

Publicado el 30 junio 2016 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


El comienzo de la búsqueda de cualquier vía de financiación, es largo y laborioso, sobre todo debido a los requisitos, que desde las entidades de crédito se suelen solicitar al cliente, para iniciar el proceso de solicitud y concesión del préstamo o crédito, lo que hace que lleve a cabo de una manera lenta y “tortuosa”, tendencia que está cambiando en los últimos años, con la aparición de las entidades online, que se encargan de realizar operaciones de préstamos, a través de internet, de una manera rápida y segura, con escasos requisitos y sobre todo sin necesidad de tener que adjuntar demasiada información, aunque eso sí, se encargan de realizar un estudio de solvencia, igual que las entidades financieras tradicionales.

prestamos domicializando nomina

Para el inicio de toda operación de préstamo o crédito, hay que tener muy presente, que desde la entidad de concesión, se solicitará una fuente de ingresos constante, que sirva para hacer frente al pago del capital e intereses prestado, pudiendo establecerse en un importe mínimo de ingresos, así como en la domiciliación de la nómina, para poder acceder a esa financiación, aplicando un tipo de interés u otro, dependiendo si se lleva a cabo tal domiciliación, que hará posible la valoración final de la operación, aunque en el mercado actual, si se trata de pequeños importes a devolver en un período corto de tiempo, no se suele solicitar la domiciliación de nómina, ni tan siquiera, en algunos casos tener una fuente fija de ingresos, aunque sí hay que tener en cuenta que suelen establecerse estos condicionantes si la operación que se va a firmar, nos lleva consigo un elevado importe, ni una larga duración, ya que de lo contrario habrá un análisis de solvencia por parte de la entidad, ya sea tradicional o de concesión online.

Ventajas Domiciliar la Nómina en un Banco

La Domiciliación de la Nómina por parte del usuario o cliente, no supone el estar vinculado de por vida a la entidad, debido sobre todo a que puede ser el producto más sencillo para dejar asignado en el banco o caja, ya que ofrece grandes ventajas si se toma por esa alternativa, teniendo en cuenta algunos de estos aspectos que las entidades suelen ofertar, para que se domicilie la nómina en su entidad:

  • Descuentos en recibos, si se tiene una cuenta nómina, que favorece al propio usuario al tener este producto.
  • Rentabilidad mayor al tener depositados sus ingresos en este tipo de cuentas, ofreciendo ventajas fuera del alcance de otros productos.
  • No existencia de comisiones en estas cuentas Nómina, ya sea por mantenimiento o administración, siendo una buena alternativa para la captación de potenciales clientes.
  •  Tarjetas de débito o crédito gratuitas, dependiendo de la entidad y de la promoción que se lanza al mercado, que en ocasiones también, pueden venir acompañadas de algún tipo de regalo para captar al cliente.
  • Funcionamiento similar a una cuenta tradicional, pudiendo realizar operaciones a través de internet, así como los servicios de otro tipo de cuentas de ese banco o caja, no siendo una opción distinta al resto de productos.

Todas las entidades financieras Bancos y Cajas de Ahorro informan en su página web las ventajas de domiciliar la Nómina en su entidad como por ejemplo el caso de Domiciliar la nómina en BBVA con la exención del cobro de comisiones en determinadas condiciones de saldos, recibos etc.

Después de todas esta serie de ventajas que supone domiciliar la nómina, ha que ver cuál es el objetivo principal del banco, para que estén tan interesados en que el cliente tenga su mayor activo dentro de cada entidad, y es sobre todo que a través de este documento, pueden observar la solvencia, la capacidad de pago, su estabilidad,…, que hacen que la valoración de cualquier operación de financiación sea más precisa, y el riesgo a una posible morosidad se pueda controlar, ya que en el nómina, se refleja toda esa información, además de las propias de cada trabajador, con unos datos que están presentes en el documento, como su categoría, donde trabaja, ingresos fijos, y otra serie de conceptos muy válidos para cualquier departamento de riesgos.



A través de esta serie de datos, cada entidad va a valorar cada expediente, que hará posible que puedan establecer las condiciones de plazo de duración y máxima cantidad, para realizar una operación de préstamo, lo que hace que al preguntarnos, que en la mayoría de los casos nos exigen la domiciliación de la nómina en la entidad para comenzar a operar con ellos, ya que se solicitará más o menos información, si la nómina es más o menos elevada, para continuar con el proceso de financiación, y tener un mayor grado de solvencia.

Préstamos sin domiciliar la Nómina y sin cambiar de banco

Pero también, se pueden conseguir préstamos sin tener domiciliada la nómina, eso sí algo más complicado pero no una labor imposible, aunque la entidad financiera tendrá muy en cuenta que el propio solicitante tenga ingresos periódicos, que puedan servir para hacer frente al pago del capital e intereses que se generen de la operación de financiación que se va a llevar a cabo, a lo que hay que añadir que también se solicite por parte del banco o caja, que el solicitante sea mayor de edad, con cumplimiento de las obligaciones financieras vigentes, tener algún bien o activo o no estar en ningún listado de morosos, ya sea RAI o ASNEF.

Con respecto a algunas otras situaciones personales, en las que la fuente de ingresos es constante, aunque pueda tener alguna complicación de continuidad y solvencia, como las personas que reciben la prestación por desempleo, hay que decir, que aunque sea un poco más complicado poder acceder a préstamos personales, existen ciertas entidades que sí conceden este producto, aunque habrá que justificar los ingresos, además de que la entidad compruebe que el solicitante tenga la suficiente capacidad de pago y ahorro, para hacer frente al préstamo que ha solicitado.

Está claro que domiciliar la nómina para conseguir un préstamo, ya sea personal o para la adquisición de algún bien, en un banco o caja es la mejor alternativa, si lo que se pretende es que el proceso sea corto y que las posibilidades de concesión sean altas, debido sobre todo, porque uno de los primeros requisitos que se suelen pedir, es la domiciliación de la nómina, para poder acceder a la financiación requerida en ese momento.