Como Pagar menos de cuota reunificando deudas y préstamos

Deje su opinión:

Publicado el 24 noviembre 2015 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


En la actualidad, muchos son los hogares, que se juntan con varios préstamos o créditos, que hacen que las deudas que tienen con entidades de financiación, suponga una buena parte de sus ingresos mensuales, que son necesarios para hacer frente a todos estos pagos, que se generan en las economías domésticas, por lo que la posible reunificación de deudas y préstamos hacen que se pueda disminuir esos importes mensuales a pagar, en un alto porcentaje, incluso hasta un 80% menos, de lo que se paga en la actualidad, lo que supone mejorar las condiciones, basadas sobre todo en los plazos de devolución, aunque para realizar todo este proceso, es necesario la cancelación de esos préstamos o créditos, que se tienen abiertos, y sobre todo tener algún bien que se pueda hipotecar, para poder acceder a esta mejora en nuestras deudas.

reunificación de deudas y préstamos

Estas operaciones, que intentan reunificar las deudas de un usuario, son realizadas por la agencia negociadora, que gestiona este proceso de negociación entre las entidades financieras, intentando generar las mejores y más ventajosas condiciones, para el usuario.

Reunificación de deudas y préstamos: analisis

Es evidente, que antes de llevar a cabo todo este proceso, hay que informarse de cómo funciona la reunificación de deudas, sobre todo para tener claro en qué consiste, ya que lo que se intenta es conseguir mejores tipos de interés, así como ampliar o reducir el plazo de devolución de ese préstamo o crédito, que mejor se adapte a cada persona, por lo que los pasos a seguir van a ser los siguientes:

  • Análisis de la deuda existente en el momento de la solicitud.
  • Buscar, mediante la negociación con entidades bancarias, las mejores condiciones para cada cliente.
  • Cancelar los préstamos o créditos abiertos.
  • Incluir los préstamos en una nueva hipoteca.

Estos agentes financieros, que se van a encargar de buscar la mejor alternativa, conocen perfectamente el mercado de la financiación, e intentan negociar, sobre todo los tipos de interés, así como el plazo de devolución, intentando adaptar todo a las necesidades de cada cliente, fijando una única cuota.

Para poder llegar a esta situación, hay que estudiar cómo realizar la reunificación de deudas sin hipoteca, ya que puede convertirse en una operación complicada, sobre todos porque hay que analizar el mercado, para obtener hasta un 80% menos, en la cuota a pagar mensualmente, por lo que podemos hacer en primer lugar una pequeña simulación de deudas a unificar, de cómo nos queda la reunificación de  préstamos o créditos que tenemos abiertos, analizando si es viable o no llevar a cabo todo el proceso, de reunificación, por lo que podemos acudir al simulador y ver los resultados.



Una vez realizada esa simulación, habrá que informarse de toda la operación que se va a llevar a cabo, con lo que deberemos de cumplimentar un formulario para ver qué alternativa financiera se nos propone, y que esas nuevas condiciones sean mejores a las que teníamos anteriormente.

El siguiente paso, que se debe de llevar a cabo, será el envío de la documentación que se nos solicite, ya que la empresa de reunificación, deberá de analizar cuál es la situación y poder presentar a las entidades esas condiciones, y así poder negociar las nuevas características de nuestro préstamo o crédito que vamos a reunificar, y las deudas que queremos agrupar en una sola cuota que estará basado en un estudio exhaustivo de la situación financiera que cada usuario tiene en el momento de llevar a cabo este proyecto de reunificación de todas sus deudas, un proceso que deberá de llevarse a cabo con la colaboración de cada cliente.

Una vez que tenemos las nuevas condiciones y términos de nuestra deuda, llega el momento de la firma de ese contrato, por lo que todo lo que teníamos antes, se reunificará en una sola deuda, que cada mes deberemos de ir devolviendo a la entidad con la que empezamos de nuevo.

Reunificación de deudas sin hipoteca

Lo que hay que tener presente, es que para poder llevar a cabo todo este proceso, se deben de cumplir una serie de requisitos y condiciones para reunificar los créditos  y préstamos, antes de iniciar todo el proceso, por lo que es necesario tener algún préstamo o crédito abierto, así como una hipoteca o inmueble a hipotecar, para poder incluir todo en una nueva operación financiera, con una serie de condiciones en las que se puede obtener hasta un importe máximo a financiar del 80% del valor del inmueble, con un plazo de devolución de hasta 30 años y con un interés, que rondará el Euribor+2%,con lo que tus préstamos estarán inmersos en unas nuevas y ventajosas condiciones.

Como toda operación financiera que se realiza, hay que tener en cuenta las ventajas de la reunificación de deudas y préstamos, que se centran principalmente en que se consigue pagar menos por los préstamos, créditos e hipotecas, con lo que el tipo de interés a aplicar será menor que el que teníamos, además de poder realizar amortizaciones parciales o total de la deuda contraída, reduciendo así el plazo y la cuota, además otra de las ventajas es que la agencia negociadora se encarga de todo el proceso con lo que las facilidades son máximas, las que ofrecen este tipo de operaciones de reunificación.

Reunificar deudas con Asnef, Agrupar créditos y préstamos:

Aunque, haya muchas ventajas, para realizar esta operación de reunificar préstamos personales, también debemos de tener en cuenta las desventajas de reunificar deudas de créditos, ya que esa ampliación del plazo del nuevo préstamo, lleva consigo que sí, las cuotas a pagar cada mes sean menores, pero los intereses a desembolsar a lo largo de este nuevo período sean mayores ,a lo que hay que añadir también, que se van a generar una serie de comisiones y gastos, propios de cada operación financiera que se firma, lo que hace al final que haya que comprobar, los beneficios o perjuicios que puede acarrear esta alternativa financiera, ya que además al poner como garantía, para poder llevar a cabo esta operación, el bien hipotecado en el caso de optar por una reunificación de deudas con hipoteca , el no pagar las cuotas, en los períodos establecidos en el contrato, puede acarrear que la entidad ejecute su opción para embargar ese bien, que sirvió como garantía, a la hora de llevar a cabo la reunificación de deudas, lo que puede llevar al cliente, que lo que parecía la mejor alternativa para reducir sus gastos mensuales, se convierta en la peor opción elegida, ya que al final de toda esta operación, se puede perder un bien propio del cliente.

Ultimamente con la proliferación de los llamados créditos rápidos, también se demanda mucho la posibilidad de reunificar en un solo préstamos personal, la deuda adquirida por haber solictado varios minicréditos rápidos online con asnef, dada la facilidad con que se consiguen estos microcréditos sin necesidad de presentar documentación y con pago del dinero al instante. Por desgracia, una vez llegado a este punto, resulta casí imposible que ninguna entidad financiera acceda a conceder un préstamo personal a quellas personas que se han endeudado tan a corto plazo con una acumulación de varios minipréstamos e incluso con disposición de tarjetas de crédito.