Tarjetas

Compara y solicita las mejores tarjetas.

¿QUÉ TIPO DE TARJETA BUSCAS?


Anuncios Patrocinados:



¿CUÁNTO DINERO QUIERES?


5000

¡ SOLICITA 4700 € !


Todos los datos están a salvo con el encriptado SSL
hasta 5.000 €
Límite de crédito
Gratis
Cuota
Visa
Emisor de la tarjeta

Información importante

Ejemplo: Importe del préstamo: 0 €. Plazo: meses. Cuota: 140 €. Importa total a pagar: 0 €. - TAE máxima: 0,00%

Ver todas las tarjetas



¿Qué tengo que saber antes de contratar una tarjeta?


Toda la información sobre Tarjetas



    Que son las Tarjetas de Crédito y Débito

    Las tarjetas son un medio de pago y financiación que se instrumentan un un plástico generalmente del tamaño de un documento de Identidad y que sirven como sustituto del dinero. Es decir, llevando en la cartera una tarjeta de crédito o débito es el equivalente a tener un importe determinado en efectivo.

    Las tarjetas son mundialmente aceptadas en todos los países y en millones de establecimientos por lo que en el futuro es posible que llegue a desaparecer el dinero en efectivo y todos los movimientos de cobros y pagos se realicen con un plástico o tarjeta o en sistemas similares como a través del teléfono móvil e incluso con la huella digital.

    Existen diferentes tipos de tarjetas en el mercado y en el caso de las de crédito también sirven para tener un crédito permanente con un límite establecido. En otros casos, las tarjetas se utilizan para fidelizar clientes con sistemas de puntos y regalos al llegar a determinados niveles de compras.

    Clases de Tarjetas según su uso

    Existen varias clases de tarjetas dependiendo del servicio que ofrece cada una de ellas:



    Tarjetas de Crédito:

    Las Tarjetas de crédito son aquellas que sirven como instrumento de pago y llevan el valor añadido de que tienen un límite de crédito y por tanto, hasta dicho importe limitado, se puede disponer y hacer pagos sin necesidad de tener el dinero en efectivo en la cuenta. El total de todas las cantidades dispuestas durante el mes serán adeudadas en nuestra cuenta a final de mes salvo pacto en contrario de pagar una cuota durante un determinado número de plazos.

    Tarjetas de Débito:

    Las tarjetas de débito también se instrumentan con un plástico y sirven para hacer todo tipo de pagos y disponer de dinero en efectivo en los cajeros automáticos pero a diferencia de las tarjetas de crédito, antes deberemos tener los suficientes fondos en la cuenta del banco ya que no lleva aparejado un crédito.

    Tarjetas Prepago

    Con la llegada de internet y los pagos en compras online, ante la desconfianza de dejar los números de nuestra tarjeta, los bancos y entidades financieras, han creado las llamadas tarjetas virtuales o tarjetas recarga dentro del grupo de las Tarjetas Prepago.

    Con este tipo de tarjetas, antes de hacer una compra o proceder a hacer un pago de servicios hay que cargar el saldo con la cantidad que elijamos o necesitemos. De esta forma, el único riesgo que se corre al entregar el número y los datos de fecha de caducidad y CVV o número de 3 cifras al dorso de la tarjeta, sería la cantidad recargada.

    También se utilizan las tarjetas prepago para hacer regalos de efectivo o facilitar la disposición de efectivo a hijos o terceras personas.

    Tarjetas de Fidelización

    Las grandes cadenas de supermercados y grandes almacenes también han creado sus propias tarjetas para fidelizar a sus clientes. La Tarjeta de fidelización más conocida es El Corte  Inglés mediante la cual se pueden hacer todo tipo de compras en dichos centros dentro del límite que nos tenga asignados.

    A El Corte Inglés le han seguido otras cadenas como Ikea Family , Tarjeta Visa Eroski, la Tarjeta Pass de Carrefour, etc. Con algunas de estas tarjetas como es el caso de Carrefour se pueden hacer compras en cualquier comercio y hacer disposiciones de efectivo en todos los cajeros e incluso Carrefour ofrece financiación y concesión de préstamos personales a través de su financiera.

    Comisiones que cobran por las Tarjetas




    Como la mayoría de los productos financieros, disponer de una tarjeta de crédito o débito no es gratis, salvo que negociemos con la entidad no pagar la comisión o sea el propio banco o financiera quién ofrezca la Tarjeta Gratis para conseguir clientes o hacerse pubilicad.

    Estas son algunas de las comisiones que se cobran cuando solicitamos un plástico:

    • Comisión de emisión: La entidad financiera tiene unos gastos por el estudio y análisis de la solicitud de la tarjeta y el propio plástico por lo que tienen establecido una comisión al emitir la misma aunque es norma bastante habitual entregarla gratis y no cobrar esta comisión como método de enganche al cliente.
    • Comisión de mantenimiento: Sin embargo es bastante habitual que el banco cobre la comisión por renovar cada año la tarjeta y el importe depende del tipo de tarjeta si es débito o crédito, si es clásica o Tarjeta visa Oro. No obstante, también se puede negociar con el banco conseguir la tarjeta gratis todos los años si tenemos buenos saldos en la entidad o tenemos la nomina domiciliada. Cada caso y cada banco puede ser diferente.
    • Comisión por disponer dinero del Cajero: Generalmente, sacar dinero del cajero automático es gratis siempre que se utilicen cajeros de la propia red del banco. Sin embargo, posiblemente nos cobren una comisión por utilizar cajeros diferentes a la propia red del Banco emisor.
    • Comisión por pedir un duplicado de la tarjeta: Si nos roban la tarjeta o hemos perdido el plástico, es conveniente avisar urgentemente a la entidad y esta nos podría cobrar una comisión por emitir una nueva, cosa que no suele suceder en casi ningún banco.

    Ventajas e Inconvenientes del uso de Tarjeta:

    Son muchas las ventajas que tiene el llevar una tarjeta de crédito o Débito en la Cartera, pero todavía existen muchas reticencias en el uso de las mismas en algunas personas por los inconvenientes que tienen.

    Ventajas: No es necesario llevar dinero en efectivo con el consiguiente riesgo que supone. Con las tarjetas se puede pagar en la mayoría de los establecimientos y disponer de dinero en efectivo en la amplia red de cajeros automáticos.

    En el caso de las Tarjetas de Crédito no es necesario disponer del dinero en el momento de la compra ya que el pago se aplaza a final de mes.

    Con el uso de la Tarjeta se obtienen descuentos en miles de establecimientos comerciales, gasolineras, viajes y un porcentaje de las compras en los centros comerciales que tienen tarjetas de afiliación como gancho para fidelizar clientes. Es muy habitual que nos pregunten ¿Tiene usted tarjeta de……. Cepsa, Repsol, Ikea, El Corte Inglés, etc.

    Al contratar el plástico, es habitual que la entidad financiera nos “regale” un seguro de vida en viajes si se paga con la tarjeta y seguro de robo en caso de sustracción.

    Inconvenientes: Si no tomamos las debidas precauciones nos pueden clonar la tarjeta y hacer uso de la misma de forma fraudulenta. No obstante, los bancos suelen asumir las pérdidas si hemos actuado correctamente. Por este motivo, no es conveniente llevar el número secreto escrito junto a la tarjeta ni usar códigos muy conocidos como la fecha de nacimiento, etc.

    Otro de los inconvenientes es que queda rastro registrado de todos los movimientos y pagos que se realizan en aquellos casos de que no interese dicho registro.

    Que son las Tarjetas Contactless y pago con el móvil

    La tecnología permite que el uso de las tarjetas de amplie a muchas posibilidades y en ocasiones, el poder utilizar las mismas sin la necesidad de tener que llevar el plástico en el bolsillo.

    Las tarjetas contactless disponen de una nueva tecnología mediante un chip incorporado y programado de manera determinada para que el pago se produzca simplemente acercado el plástico al Datafono o aparato que la entidad financiera facilita al comercio para el uso de las tarjetas. En los pagos inferiores a 20 euros tampoco es necesario teclear el PIN por lo que el pago se realiza de forma inmediata.

    También es posible realizar los pagos sin llevar el plástico en la cartera utilizando el móvil. Para ello es necesario previamente descargar la Aplicación APP de la entidad e introducir los datos de usuario y contraseña.

    Una vez descargada la Aplicación e introducidos los datos, el sistema funciona de forma similar al contactless. Se acerca el Smartphone al Datafono que debe disponer de tecnología NFC (no todos los datafonos sirven) y seguir las instrucciones que le marque la APP. Una vez hecho el pago recibe un aviso en su móvil.

    En caso de pérdida o robo del móvil, se puede desactivar el pago a través del móvil desde otro dispositivo o desde un ordenador personal o llamando a la propia entidad Financiera.

    Que hacer si Pierdo o me roban la Tarjeta:

    Como hemos indicado a lo largo del texto, para disponer de la tarjeta es necesario disponer de un número o código secreto y en las compras en comercios identificarse con el documento de identidad. No obstante, en el caso de pérdida o robo de la misma, lo mejor es comunicar de forma inmediata la pérdida a la propia entidad financiera o banco emisor

    En el caso de robo, presentar una denuncia en comisaría para tener el correspondiente justificante por si hubiera disposiciones fraudulentas. A partir de este momento estar pendiente de posibles disposiciones no efectuada por el titular o personas autorizadas para comunicar al banco.

    Dado que la tarjeta queda totalmente inutilizada una vez comunicada la pérdida, es necesario solicitar nuevo plástico que puede tardar unos diez días en llegar.

    Diferencias entre tarjetas de crédito y tarjetas de débito

    Existen diferencias sustanciales, entre ambas tarjetas, pero la principal es que, mientras que con las tarjetas de crédito, se pueden realizar compras o retirar efectivo de un cajero automático, aunque no se disponga de dinero en la cuenta, y siempre que no se rebase el límite establecido en la tarjeta, las de débito únicamente se podrán hacer operaciones, siempre que haya saldo en la cuenta bancaria del cliente, y también, siempre que no se sobrepase de los límites establecidos en las condiciones y términos de cada tarjeta.

    Es evidente que las tarjetas de crédito, llevan consigo una serie de ventajas, que dependerán en gran manera de la forma de utilizarlas de cada cliente y sobre todo, también, de la necesidad de financiación del mismo, aunque algunas de estas ventajas pueden ser:

    • Permiten realizar compras por internet, de una manera más segura, que quizás realizando una transferencia bancaria.
    • Participar en promociones, que realizan las entidades que emiten estas tarjetas de crédito, a la hora de hacer compras en su empresa, adquiriendo el cliente ciertas ventajas.
    • Control de los gastos mensuales, ya que en el extracto de la tarjeta, se pueden apreciar todas las operaciones que se han llevado a cabo en el período de liquidación del producto financiero.
    • Inclusión de seguros, que van dentro de la contratación de las tarjetas de crédito.
    • Porcentaje de devolución de dinero, ya que algunas de estas tarjetas, devuelven al cliente una parte de las compras u operaciones, que realizan con la utilización de la tarjeta.

    Sin embargo, las tarjetas de crédito, llevan consigo un gran riesgo, como es el realizar un gasto, de un capital, que no disponemos en nuestra cuenta bancaria, y que habrá que devolver a la entidad, con lo que no hay que tomar a esta forma de financiación como un juguete, ya que lo intereses que conllevan, van aumentando si la deuda existente sigue sin devolverse, con lo que nuestra cuota de devolución aumentará considerablemente.

    Otra de las desventajas, que conllevan estas tarjetas, es el desconocimiento de no ser conscientes, de la modalidad de pago que tenemos contratada, pudiendo ser a final de mes o por medio de cuotas, aunque en la mayoría de los casos, el pago a final o principios de mes no lleva implícitos intereses, con lo que el cliente pagará por ese dinero que ha gastado, aunque hay que dejar claro, que si se realiza algún pago aplazado, sí que llevará intereses, con lo que es importante saber cómo debemos devolver el dinero utilizado.

    También, hay que tener en cuenta las posibles comisiones, que se van a cobrar por su utilización, tanto para las tarjetas de débito, como las de crédito, ya que suelen ser distintos importes y características, con lo que no hay que hacerse con un gran número de tarjetas, únicamente con las necesarias para su uso.

    Con respecto a las tarjetas de débito, hay que indicar que únicamente es un medio de pago, cuando no se dispone de efectivo, para hacer frente al pago de las compras realizadas, y van vinculadas a la cuenta bancaria y al saldo que figure en la misma, además de sacar dinero del cajero, incluso realizar compras online e incluso contar con una gratuidad a la hora de su emisión, por parte de la entidad bancaria.

    Está claro que no todo van a ser ventajas, para las tarjetas de débito, ya que también cuentan con algunos inconvenientes, que no las hacen tan atrayentes para el cliente, como puede ser que es un medio de pago instantáneo, por lo que al utilizarlo la compra se realiza inmediatamente, produciéndose el cargo en nuestra cuenta bancaria, a lo que hay que añadir las altas comisiones al disponer de efectivo, en cajeros no vinculados a la entidad que nos emite la tarjeta, así como los costes que van unidos a la renovación de tarjeta, mantenimiento o segundas tarjetas que se soliciten.

    Que es Mejor las Tarjetas de crédito o de débito

    Una vez analizadas las ventajas e inconvenientes, de cada una de estas tarjetas, es importante tener en cuenta, principalmente algunos requisitos, que llevan ambas consigo, antes de tomar una decisión, como pueden ser:

    • Las cuotas de emisión, que las tarjetas llevan asociadas, ya que no suelen ser iguales en todas las entidades, además de incluir promociones, por las que en muchos casos suelen ser gratuitas, si se tienen contratados productos con el banco o caja.
    • Los cajeros, en los que se puede disponer de efectivo, de una manera gratuita, dependiendo de la Red de Cajeros, en la que esté incorporada la tarjeta, por lo que las comisiones serán distintas dependiendo de la red a la que pertenezca.
    • Seguros que llevan incorporados, cuando se produce la contratación de las tarjetas.
    • Las posibles cuotas de renovación que llevan asociadas, ya que en muchos de los casos, el primer año es gratuita, aunque en los siguientes se paga el importe de la cuota por la utilización de la misma, aunque hay que indicar que estas cuotas pueden ser negociadas por el cliente, dependiendo del “grado de confianza” de su cuenta bancaria.

    Lo que está claro que cada cliente, valorará la utilización de uno u otro modelo de tarjeta, dependiendo de la necesidad financiera que tenga en cada momento, valorando el coste que lleva cada una de ellas por la emisión y utilización de la misma.

    También tiene la posibilidad de pedir una tarjeta de crédito sin cambiar de banco en otras entidades financieras que promocionan la venta de instrumentos de pago como captación de clientes como puede ser el caso de Barclays Bank, Bankinter y sobre todo los grandes centros comerciales que ofrecen una tarjeta de crédito para facilitar las compras de sus clientes y que al tiempo, estas tarjetas sirven para todo tipo de operaciones. Algunas de las tarjetas más conocidas, La Tarjeta de compras de El Corte Inglés que es de emisión propia, la Tarjeta Affinity card para compras en el grupo Zara-Inditex, La tarjeta pass de carrefour, la Tarjeta Oney de Alcampo.

    Además tiene que tener en cuenta el grupo emisor de los plásticos de las tarejtas de crédito donde los más conocidos son Tarjeta VISA utilizado por entidades como BBVA, Bankia y el grupo de tarjetas 4B utilizadas por el Grupo Banco de Santander.

    Más Información Oficial en la Página Web del Banco de España Sección Tarjetas a Particulares

    PREGUNTAS FRECUENTES


    Una tarjeta bancaria es un tipo de método de pago que emiten las empresas financieras a los particulares mediante la cual se puede financiar los gastos realizados mediante compras.

    Las Tarjetas de crédito son aquellas que sirven como instrumento de pago y llevan el valor añadido de que tienen un límite de crédito y por tanto, hasta dicho importe limitado.

    Cada mes el banco con el que has contratado tu tarjeta de crédito envía un estado de cuenta en el que te contabiliza tus gastos y la entidad cobra sus intereses.

    Es el código de verificación que tiene cada tarjeta por motivos de seguridad. Se suele pedir para evitar posibles suplantaciones de titularidad ya que al pedirla, se comprueba que se tiene en su poder dicha tarjeta.

    ¿Cómo sacar dinero sin tener la tarjeta?

    En la actualidad se puede sacar dinero sin tener la tarjeta presencialmente mediante código en el móvil, ya hay varias entidades financieras que tienen esta funcionalidad en sus apps.