¿Qué es un contrato de préstamo mercantil?

Deje su opinión:

Publicado el 30 octubre 2015 por topcredi.com



Antes de leer el siguiente artículo le puede interesar: Los requisitos que piden Bancos y Financieras para conceder créditos, documentos, ingresos y nómina necesaria y Un Comparador de los Mejores Créditos Rápidos

Requisitos Pedir Créditos >> | Comparador Créditos >>


Un contrato de préstamo mercantil, intenta definir la relación que va a existir entre dos personas, una que va a ceder su bien y otra que va a aceptar esa cesión, a cambio de un bien, de la misma naturaleza del que se ha prestado, en definitiva una acuerdo entre ambas partes, en el que se realiza un cambio de propiedades.

contrato préstamo mercantil

Definición contrato mercantil.

Es claro que este tipo de actividad, se basa en un contrato, en el que se deben de dar varias circunstancias, que faciliten la operación, por lo que una de las partes, que interviene en todo el proceso, deberá de ser un comerciante, en definitiva una sociedad o persona física, que en el momento de realizar la operación esté ejerciendo tal actividad, y por otro lado el producto o bien que intervenga en ese proceso, estén inmerso en la actividad comercial.

Caracteristicas del contrato de préstamo mercantil.

Existen, distintas alternativas de contratos, entre los que se encuentra el contrato de préstamo mercantil, que se pueden encontrar entre las alternativas de contrato, entre los que destacan:

  • Contrato de Agencia, por el que una persona, ya sea física o jurídica, va a asumir el encargo de contratos de intermediación, a cambio, de una retribución, siendo el trabajo exigido, el de promover mediante sus operaciones, las transacciones comerciales que se fijen en el acuerdo que se establezca. Ambas partes tienes establecidas una serie de obligaciones, que deberán de ser atendidas por los dos intervinientes.
  • Contrato de Sociedad Comercial, en el que una personas física o jurídica, fijan unas aportaciones para intentar llegar a un fin establecido, interviniendo en este contrato, los socios, las aportaciones que se vayan a llevar a cabo, el motivo por el que se va a constituir la sociedad y evidentemente el objetivo que se fijan para alcanzar.
  • Contrato de Préstamo Mercantil, por el que se entrega, o un bien o un importe, de una parte a otra, siempre fijando la devolución del mismo, en un período fijado de antemano por ambas partes. En este partado se incluyen también los contratos de Préstamos entre particulares y los contratos de Minicréditos Rápidos Online.
  • Contrato de Permuta, en el que se fijan entre ambas partes, intervinientes en este contrato, la obligatoriedad de dar y recibir lo que acuerden. Entre ellos se van a obligar a entregar lo pactado, ya sea dinero o un bien, siendo una manera de intercambio, utilizada desde hace mucho tiempo.

En este tipo de operaciones, de concesión de préstamos, por un acuerdo mutuo, existen tres modalidades bien definidas, dependiendo de objeto, que se esté utilizando en el acuerdo, y por ello se puede hablar de tres préstamos bien diferenciados, si se tiene como objeto dinero, títulos o valores, o por el contrario el préstamo mercantil, en que el bien que se está utilizando sea un elemento en especie, siendo en todos los casos la devolución del objeto repuesto en el mismo “material”, del que se ha prestado, aunque en el último caso, si no se pudiera devolver un bien similar al prestado, se deberá de devolver una compensación económica equivalente al valor de ese objeto.

Dentro de ese contrato de préstamo mercantil, hay que diferenciar claramente las partes que intervienen en el mismo, tanto el Prestamista, como el Prestatario, incluyendo en el documento que se va a realizar, los datos de estas dos partes, así como todos las características de la operación que se va a llevar a cabo, entre las que se deben de incluir, el bien prestado, así como el plazo de devolución y si lleva o no algún tipo de interés, esta operación de préstamo.



Las características principales, en las que se basan este tipo de operaciones, se basan en la existencia de un contrato real, con lo que existe una entrega de un bien, siendo una relación unilateral, ya que se generan una serie de obligaciones para el prestatario, ya que se debe de realizar una devolución de la que se pactó en contrato, además de ser un tipo de contrato no formal, aunque bien es cierto que la validez de la operación está sujeta a realizarlo de forma escrita debido sobre todo a que se pueden generar intereses que deben de quedar reflejados en la operación.

Este tipo de operaciones vienen reguladas por el Código de Comercio, que es en el Artículo 311, y posteriores donde se detalla, cómo se debe de actuar, estableciendo la actuación legal, de este tipo de contratos, para que ambas partes sepan en todo momento, cuáles son sus derechos y obligaciones, por la operación que están llevando a cabo, sobre todo deben de prestar atención a las condiciones que se establecen en el mismo, en cuanto al tiempo y la cantidad fijada o prestada.

Es importante dejar claro, que el préstamo, si fuera en dinero urgente, habrá que devolverlo, en la cantidad recibida, evidentemente con el valor legal que se tuviera, aunque si el préstamo que se ha realizado es en títulos o valores, la devolución se hará en los mismos títulos, teniendo en cuenta que si al final se opta por realizar un préstamo en especie, está claro que la especie debe de ser igual a la prestada.

Dentro de toda esta operación mercantil, si no se fija un tiempo de devolución, se podrá solicitar la devolución del mismo una vez pasados 30 días desde que se notifique que se debe de devolver el préstamo por requerimiento notarial, teniendo en cuenta que no devengará ningún tipo de interés, si no se ha indicado lo contrario en el contrato preestablecido, pero si se hubiera fijado un interés por el préstamo firmado, habrá que satisfacerlo, siempre en el plazo que establezca la ley.

En definitiva, un contrato de préstamo mercantil, viene definido principalmente por la formalización de concesión de una determinada cantidad de dinero o en su defecto bienes, por el que se compromete, una de las partes, a devolver de la misma manera en que fue entregado ese préstamo, la cantidad prestada, cumpliendo lo pactado en el contrato que se redactará para dejar constancia de la operación que se va a realizar entre el  prestamista y el prestatario.